Esperar

Esperar, ¿qué?

¿Que se cumplan los sueños?

Ya no tengo sueños. Solo pesadillas.

Esperar un cambio, o más  de uno.

Me habría hecho ilusión. 

Por ti, por que te sintieras orgullosa.

De una y otra espera.

Pero ahora, ya me da igual.

¿Me da igual? Tal vez, no.

Y si ninguno de los dos sale, tal vez me decida a cambiar por mi cuenta.

Sin necesidad de impulso exterior.

Soltar todas las amarras e irme lejos.

Para no volver.

Llevándome lo unico querido.

Es fa llarg, es fa llarg l’espera… Pau Riba.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *