Puertas

Cerrando puertas.

Cada noche cierro puertas.

Cada noche me cuesta más cerrar tu puerta.

Cada mañana, al salir de casa.

Cerrar puertas,

para que nadie entre en mi soledad.

Cerrando, cerrando.

Sin dejar entrada.

Sin dejar salida.

De vuelta

Falta de tiempo para resolver problemas técnicos.

En cuanto me he desligado de obligaciones, o he cumplido con ellas, me he podido dedicar otra vez: he resuelto los problemas, he trasladado el sitio…, lo que no tengo muy claro es la continuidad.

Pero lo intentaré.

Reflexiones… si sirvieran para algo.

Una salida hacia ninguna parte.

Nadie me espera. No espero nada.

Sin fe y sin esperanza.

De todos los que me han dicho que hay que seguir adelante, ninguno me ha dado una razón.

Y yo no la encuentro…